La historia de Kabe y Tito, "La Liga"


Tito: Soy descendiente de árabes pero ni yo ni mi viejo o el resto de la familia tiene idea de nuestros orígenes.
Lo que sé es que mi bisabuelo nació en Arabia, nada más. Con mis viejos vivíamos en Mar del Plata y cuando yo era chiquito nos vinimos a Villa Unión, en Laferrere, donde crecí. A “Kabe” lo conocí laburando en La Salada, en un puesto de un tío. Allí mi viejo manejaba un colectivo, un “trucho”. Fui a la reunión del grupo con el Demo y vestido con un shorcito y la remera rota.¿Y éste?, se preguntaban. Por suerte quedé. Escucharon mi música y no se fijaron en mi “facha”.
-Kabe: Con las ideas de Tito se armó un combo, esta fusión de cumbia villera con un poco de música pistera. Juntamos las ideas de los tres, pero faltaba algo; se sumó Fideo y le puso el toque. Tito tenía las letras, Leo la base, yo tenía el nombre y las animaciones; y Fideo le dio el toque picaresco. Grabamos cuatro temas: “Se dice de mí”, que lo hizo Tito arriba de un colectivo; “El comisario”, de Leo y mío; “Mi condena”, de Pablo Serantoni y Andrés Calamaro, y “Niña”, una letra testimonial, de Fideo y Tito. Salimos a la cancha y en menos de tres meses empezamos a laburar por todos lados.